En relación con la protección acumulada…

Los principios que dan sustento a la propiedad intelectual se funda en la originalidad –para el derecho de autor-, la novedad –para el derecho de patentes-, y la distintividad –para el derecho de marcas-. De ahí derivan figuras de carácter híbrido, sustentadas en la combinación de dos o más de los fundamentos o principios aludidos con antelación. Así por ejemplo, el secreto industrial guarda una relación más estrecha con la originalidad, toda vez que contempla la creación independiente y la ingeniería de reversa como formas de uso honrado y permitido. El programa de cómputo, pos su parte, es obra en algunos aspectos e invención en otros…

El derecho de autor protege lo vinculado con la expresión artística y literaria, lo no “utilitario”, “funcional” e “industrial”, mientras que el derecho de patentes se encarga de la innovación tecnológica, en lo que a “industria” se refiere. El derecho de marcas, por su parte, protege los signos distintivos aplicados a la industria, el comercio y los servicios…

Las referidas formas de protección se cruzan una y otra vez, de manera constante, siendo posible la protección del mismo objeto por dos o más derechos específicos a la vez.

A propósito del tema de la protección acumulada encontré el siguiente artículo de Luis C. Schmidt, del cual dejo el link por si les interesa consultarlo. http://www.bibliojuridica.org/libros/1/164/5.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: