Lidera México fraude electrónico en América Latina

Lidera México fraude electrónico en América Latina

Miércoles 27 de febrero de 2008 num. 0

Carlos Fernández de Lara

El país es una de las principales naciones donde los fraudes electrónicos y el robo de información bancaria poseen el mayor crecimiento en comparación con otros países de la región.

En los últimos años el hackeo, infecciones por malware, robo de información se han alineado con un solo objetivo: obtener la mayor cantidad de beneficios económicos, en el menor tiempo posible, de la manera más sencilla y sin ser detectados, aseguró Víctor Chapela, CEO de Sm4rt Security Services.

“En pleno siglo XXI el cibercrimen es un pilar de financiamiento para actividades ilícitas como la pornografía, espionaje industrial, prostitución terrorismo e incluso en actividades más centradas a la región como el narcotráfico”, mencionó.

 

Este factor debido a que obtener ingresos económicos con el crecimiento exponencial del uso de la Internet es relativamente fácil, con un gran impacto y sin miedo a ser rastreado debido a la falta de legalidad o regulaciones en la Web.

En ejemplo claro de ello son los Estados Unidos, donde el FBI estima que  al año se pierden cerca de $400 mil millones de dólares por conceptos de fraude electrónico y donde sólo el 5% de los cibercrimaneles son detenidos.

Aunado a ello gran parte de los atacantes o robos de información se generan desde otros países como: China, India, Rusia entre otros, lo que los hace “físicamente  y tecnológicamente indetectables”.

En el casó de América Latina la situación no es diferente, particularmente en el caso de México, nación que claramente se posiciona como una de las que mayor fraude electrónico enfrente.

Chapela explicó que de acuerdo a cifras publicadas por la Asociación de Bancos de México (ABM), en 2004 el monto total por concepto de fraudes electrónicos alcanzó a los $75 millones de dólares, en 2005 la cifra ascendió a los $100 millones de dólares pero en 2006 la cifra se duplicó a los $200 millones de dólares.  

“Aunque la ABM no haya publicado aún las cifras para 2007 la tendencia demuestra que podría estar cercana o superior a los $300 millones de dólares”. De este monto entre el 60 y 70% son de clonación de tarjetas y un porcentaje menor corresponde al uso fraudulento de las tarjetas de crédito derivado del robo por Internet.

Esta cifra pone el foco rojo sobre la necesidad de prevenir, analizar y mejorar las infraestructuras de seguridad en bancos, comercio y empresas, pues apunto que países de AL como Argentina enfrentan un número de fraudes 10 veces menor. Aunque por otro lado naciones como Canadá tiene hasta 30 veces más fraudes por año.

Chapela promovió la necesidad de promover estrategias de análisis de riesgo, donde se evalúen los protocolos de seguridad de las empresas. Así como la necesidad de integrar soluciones específicas de seguridad en la compañía para departamentos críticos como el de Finanzas o la Alta dirección.

“En Sm4rt promovemos nuestra solución ‘Bullet Proof’ la cual integra equipos  con elementos de seguridad como análisis biométricos de rostro, huellas digitales y velocidad de tecleado,  cifrado de correo electrónico, browser virtualizado, firewall personales o accesos restringidos a los administradores”, finalizó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: