¿COMO PROTEGERSE EN LA RED?

Aquí algunos consejos muy útiles para la protección de nuestros datos en la red, espero que les sirva en especial a aquéllas personas que lamantablemente han sido víctimas de diversos abusos en linea.

–¿Cuán vulnerables somos cuando nos conectamos a Internet?

–Más de lo que la mayoría piensa. Cuando la gente entra a la Red, se vuelve demasiado confiada y cándida por lo que respecta a información personal. La mayoría divulga datos que jamás le daría a alguien que conociera casualmente en otras circunstancias. ¿Le proporcionaría usted su domicilio y número telefónico a la persona que estuviera a su lado en la fila del supermercado? Claro que no, pero eso es justamente lo que sucede en los chat rooms, y a menudo se hace inadvertidamente.

–¿Cómo inadvertidamente?

–Muchos programas de charlas y proveedores del servicio de Internet piden al usuario llenar una forma con sus datos. Lo que casi nadie sabe es que esa información está frecuentemente a disposición de quien quiera verla en línea. De modo que, si uno da información detallada sobre su vida, se pone al descubierto. Además, si está charlando en la Red y le menciona a su interlocutor su apellido y la ciudad donde vive, basta con que esta persona busque en una de las numerosas bases de datos que hay en la Red para que encuentre más información sobre usted. Es fácil localizar a alguien sólo por el apellido. La cantidad de información personal disponible en la Red con respecto a la gente es asombrosa.

–¿De qué otra manera puede protegerse la información personal?

–Al llenar cualquier forma en línea, conviene revisar la política que tiene ese sitio sobre la privacidad. ¿Quién va a ver la información? ¿Se pondrá a la venta? Si la pueden ver otras personas, no debe llenar los espacios en blanco. Y si crea su propio sitio, no incluya datos que puedan identificarlo, por ejemplo, fotos en las que aparezca con sudaderas o camisetas que lleven el nombre de su escuela o junto a un edificio o monumento reconocible de la población donde vive. Y por ningún motivo anote su domicilio en el sitio. Basta con que se pregunte si en éste figura algún dato que sirva para que lo identifiquen a usted. Si es así, hay que quitarlo.

–¿Hay otras medidas que se puedan tomar para dificultarle a alguien el localizarnos?

–Por supuesto. La mayoría de la gente ignora que existen numerosos directorios y bases de datos en línea donde están asentados su domicilio, su dirección electrónica y su número telefónico. Algunos directorios ofrecen actualmente búsquedas inversas. Es decir, puedo uno anotar la dirección electrónica de una persona y descubrir quién es, o hacer lo mismo con el número telefónico y el domicilio. Incluso es posible averiguar quiénes son sus vecinos. El chiste es lograr que se elimine su información personal de todas las bases de datos posibles. Búsquese en todos lados. Si usted puede encontrarse, los demás también podrán.

–¿Qué otros errores son comunes en la Red?

–La gente no aprende las reglas antes de aventurarse en el ciberespacio. Irrumpe en un chat room o en un foro de discusión sin fijarse. En tales situaciones, es fácil violar las reglas y molestar a otros. Fuera del ciberespacio todos conocemos los buenos modales. Pero pocos saben que en la Red existe un código parecido, conocido como “netiqueta”, que hay que respetar para evitarse problemas. Muchos casos de hostigamiento cibernético se producen cuando uno transgrede o viola estas reglas. Interrumpir una conversación para hacerse notar en un chat room ya establecido y que uno desconoce es tanto como meterse en un bar o en una fiesta donde no ha sido uno invitado ni conoce a nadie. ¿A quién se le ocurriría hacerse notar en un lugar así?

–¿Qué puede hacer la policía?

–Depende del lugar de residencia de la víctima. Sólo la mitad de los estados norteamericanos tienen alguna ley referente al acecho cibernético. Los organismos de procuración de justicia aún están tratando de comprender este delito y la forma de enfrentar a los malhechores. A menudo, le dicen a las víctimas que no pueden ayudarles, o sencillamente que apaguen sus computadoras. Nosotros informamos a las víctimas de las leyes del estado, provincia o país donde residen, y luego les pedimos que entreguen a la policía todos los documentos, correos electrónicos, bitácoras de charlas, etc., que muestren la conducta abusiva. Después les pedimos que insistan en que quede una constancia por escrito de su denuncia. Finalmente, les aconsejamos siempre que insten a la policía a ponerse en contacto con CyberAngels si desean ayuda. Nos complace asistir a cualquier organismo de procuración de justicia que desee saber más sobre los delitos en el ciberespacio. Si en algún momento existe una amenaza clara de daño físico, hay que acudir a la policía cuanto antes.

–Si una persona afirma ser un Ciberángel, ¿hay forma de verificarlo?

–Sí. Todos nuestros funcionarios de más alto nivel tienen una dirección de correo electrónico de cyberangels.org. Sin embargo, hay otros integrantes que pueden ayudar y que no tienen esta dirección. Se puede verificar su calidad de socio enviando un mensaje a nuestro sitio en Internet. Si existe alguna duda al respecto, conviene contactarnos.

–¿Cualquier persona puede ser un Ciberángel?

–En general, sí. Para participar en muchos de los servicios que ofrecemos, los solicitantes tendrán que someterse a una investigación de antecedentes penales. Para mayor información, visite el sitio. Siempre necesitamos nuevos socios y hay muchas formas de ayudar. El vérselas con los acechadores cibernéticos es sólo uno de los muchos servicios vitales que prestamos. También revisamos sitios de Internet, hacemos presentaciones públicas y le seguimos la pista a la pornografía infantil en línea, para mencionar sólo algunos otros. Todos los participantes reciben entrenamiento por medio de clases en línea, que se ofrecen cada semana a todas horas del día y de la noche.

–¿Cuál es el aspecto menos entendido de Internet?

–La respuesta es fácil. La gente ve Internet como algo parecido a la televisión, y no al teléfono. Ciertamente, tiene muchas semejanzas con la televisión. La vemos y nos entretiene. Es un medio visual. Cuando llegó Internet con un componente visual similar que nos ofrecía entretenimiento, mucha gente supuso que era otra forma de televisión. Grave error. Se parece mucho más al teléfono que a la televisión. Internet crea una vía de doble sentido a nuestro hogar. Jamás debemos olvidarlo. Damos tanta información como la que recibimos, así que ¡cuidado con lo que damos!

Para mayor información: http://www.selecciones.com.mx/content/21473

Una respuesta

  1. NO SEAN SAPOS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: